Mascotas

¿Qué le doy de comer a mi perro?

21 marzo, 2016

¿Cuántas veces has dudado ante el estante de piensos para perros del supermercado? Seguro que tienes claros cuáles son los alimentos que bajo ningún concepto podemos darles a nuestras mascotas, pero ¿sabes qué tipo de pienso le conviene? Ya sabes que el cuidado de nuestros perros y gatos se asienta sobre tres pilares fundamentales: alimentación, higiene y vacunación. La primera ha de estar adaptada a la edad, raza, tamaño y actividad del animal. Pero, ¿qué pasa cuando nuestro perro o gato se pone enfermo? En estos casos nuestro veterinario nos dará una serie de indicaciones precisas para contribuir a su recuperación.

El veterinario también nos podrá indicar una dieta concreta con piensos para perros especiales para casos de obesidad. Ten en cuenta que un perro o un gato con sobrepeso tendrá mayor dificultad para moverse y correr. Además, una dieta desequilibrada repercutirá muy negativamente en su estado de salud general más pronto que tarde. A la hora de prescribir unas pautas concretas de alimentación, tu veterinario tendrá en cuenta una serie de datos sobre tu mascota. Por ejemplo, si se le ha sometido a algún tipo de tratamiento antiparasitario o si está esterilizado.

piensos perros

Lo recomendable es comprar comida para un mes más o menos ya que, una vez abierto el paquete, los aromas y sabores se irán perdiendo progresivamente. En lo relativo al aporte calórico de la comida para animales, en concreto para perros, la mayoría de los piensos están entre las 200 y las 300 Kcal por cada 100 gramos. El contenido mineral es muy común en estos piensos. Tenemos que fijarnos en que esa cantidad no sea muy elevada porque esto puede indicar que los ingredientes con los que está hecho el pienso no son de muy buena calidad. Para que te hagas una idea, los de una calidad ínfima incluyen gran cantidad de cáscaras de cereales o plumas, picos, plumas o patas de pollo. En cuanto a la fibra, esta favorece el tránsito intestinal y produce un efecto saciante. La mayoría de los piensos suelen contener entre un 1 y 3% de fibra. Por supuesto, nuestras mascotas necesitan también hidratos de carbono. Son imprescindibles para la elaboración de los piensos secos teniendo en cuenta que estos contienen cereales. Recuerda que, si ves un pienso cuyas kilocalorías proceden en más del 60% de los hidratos de carbono, no es recomendable.

Pasamos ahora al tema de las proteínas. Obviamente, los perros son omnívoros. De todas formas, su dieta original se sustentaba en la carne. Esto quiere decir que las proteínas son elementales en su alimentación. Cuando nos fijemos en la cantidad que contiene el pienso, hemos de huir de las que procedan del colágeno, una proteína animal de mala calidad presente en huesos, tendones y recortes de carne. Estas proteínas son las que encontramos en los piensos baratos y de mala calidad. En las grasas ha de atenderse también a una correcta proporción, en concreto de entre un 5 y un 20%. Pasarnos de esa cantidad podría provocar obesidad en el animal.

piensos perros

Terminamos con algunos de los alimentos prohibidos para nuestros perros. Empezamos con los chicles. Obviamente a nadie se le va a ocurrir darle uno a su mascota, pero tenemos que poner especial cuidado también en que no coja uno del suelo. Más allá del peligro de atragantamiento, el verdadero riesgo se encuentra en el xylitol que contienen. Este endulzante artificial puede ser altamente tóxico para los perros. Tampoco les podemos dar frutos secos ni pasas. Estas últimas pueden provocarles un fallo renal. En lo relativo a los frutos secos, las nueces de Macadamia son muy tóxicas para los canes. Mucho cuidado también con el chocolate porque afecta a sus sistemas circulatorio y respiratorio. Mucho cuidado con darles a los animales fármacos para humanos sin consultar antes al veterinario. Por ejemplo, el paracetamol y el ibuprofeno son extremadamente nocivos para los perros y pueden causarles incluso la muerte.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply