Mascotas

Primeros auxilios para mascotas

4 abril, 2016

A la hora de familiarizarnos con los cuidados de una mascota, tenemos que saber cómo actuar en caso de emergencia. En Eco-Jardín repasamos algunas nociones básicas de primeros auxilios.

Hablamos de una serie de técnicas básicas a poner en práctica en caso de accidente doméstico o imprevistos en la salud del animal. Las premisas básicas son mantener la calma y actuar con cautela teniendo en cuenta que la reacción de un animal herido puede ser imprevisible. Empezamos por los accidentes que podemos sufrir en la calle. Si por ejemplo nuestro perro se corta con un cristal, le pica un insecto o le muerte otro animal. En caso de corte, lo primero que tenemos que hacer antes de acudir al veterinario es cubrir la zona afectada con una gasa esterilizada o una toalla limpia y hacer presión. Si la herida no sangra la limpiaremos con una solución salina esterilizada o agua limpia para evitar que se infecte. Es totalmente desaconsejable utilizar alcohol en estos casos. En caso de picaduras, de avispa por ejemplo, es básico encontrar el aguijón cuanto antes y extraerlo para después lavar la zona con agua y con jabón. Si nuestro perro o gato tiene algún objeto clavado no debemos intentar extraerlo. Dejaremos el tema en manos de un veterinario.

cuidados de una mascota

En caso de atropello lo primero de todo es inmovilizar al animal. Una caída o movimiento brusco puede provocarle una dislocación de huesos o una rotura y si lo movemos de forma inadecuada podemos agravar la situación. En el caso de que se rompa una pata debemos mantenerlo acostado y envolvérsela con una toalla para que la mueva lo mínimo posible sobre todo si vemos que el hueso sobresale de la piel. Aunque nuestra mascota no presente ninguna lesión aparente, hemos de llevarla al veterinario para que la revise en busca de posibles lesiones internas.

En nuestro recorrido por las cuestiones básicas sobre los cuidados de una mascota en caso de emergencia, pasamos ahora a los casos de asfixia o bloqueos respiratorios. Si tu perro o gato se traga un objeto, este puede obstruirle la garganta. Si podemos, lo mejor es que nos ayude otra persona. Una sostendrá con firmeza al animal inmovilizándolo entre sus piernas y abrirá lo máximo posible su boca con cuidado de no obstruir las fosas nasales. La otra persona tratará de localizar el objeto y sacarlo. Se trate de alimento para perros o de otra cosa,  hay que tener sumo cuidado en no introducir aún más el objeto. Ten en cuenta que el animal estará nervioso y que seguramente intente morder.

cuidados de una mascota

También tenemos que saber cómo actuar ante los golpes de calor. Estos son más frecuentes en gatos y perros que en las personas porque los animales domésticos son más sensibles a las altas temperaturas. Los perros carecen de glándulas sudoríparas en el cuerpo y por eso usan la lengua para regular la temperatura corporal. Por las almohadillas de las patas también eliminan el sudor. De todas formas, si el calor es intenso, el animal puede llegar a sufrir un golpe de calor.  Nos debe alertar ver a nuestro animal perezoso, sin ganas de moverse y con dificultades para respirar. Ante estos síntomas, iremos cuanto antes a nuestra clínica veterinaria. Terminamos con las pautas de actuación en caso de envenenamiento. En estos casos actuar con rapidez es fundamental. Nos pondremos en contacto cuando antes con el veterinario y le facilitaremos toda la información necesaria empezando por los síntomas que presente el animal.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply