Plagas

¿Qué plagas nos visitan en primavera?

17 marzo, 2016

Se acerca la primavera y los especialistas en fumigaciones en Madrid preparan toda su artillería para combatir a las plagas típicas de esta época del año. En Eco-Jardín repasamos las más habituales.

Comenzamos con las hormigas de arena. Cuando invaden nuestras casas en busca de alimento traen consigo gran cantidad de hongos y bacterias. Las hormigas de jardín también pueden causar desperfectos en nuestras zonas verdes. Se alimentan principalmente de los pulgones, otra de las plagas más comunes de la primavera. Estos se nutren con la savia de las plantas y árboles y pueden transmitirles virus. Si tienes huerto y detectas su presencia, llama cuanto antes a una empresa de fumigaciones en Madrid para que el problema no vaya a más. Antes de que lleguen los profesionales podemos ir adelantando algo el trabajo rociando sobre los invasores una solución de agua con jabón para minimizar los efectos en la medida de lo posible.

fumigaciones madrid

Pasamos a los topos y ratones. Estos roedores tienen una capacidad reproductiva extraordinaria y son muy resistentes. De hecho, pueden reproducirse durante todo el año y en cada parto dar a luz hasta a 10 crías. La erradicación de estas plagas ha de correr por cuenta de una empresa especializada teniendo en cuenta que estos animales transmiten muchas enfermedades. Por su parte, los topos se nutren de plantas y raíces y en primavera es cuando están más activos. Las avispas son otros insectos con mucha actividad en esta época del año. Durante estos meses empiezan a construir sus avisperos en suelos, paredes y tejados. Si detectas uno, encarga a una empresa especializada su retirada.

fumigaciones madrid

Ya en el interior, podemos encontrar varios tipos de plagas: carcomas, polillas, termitas y chinches. Estas últimas, si no se controlan ni se acomete una desinsectación en profundidad, pueden provocar serios problemas sanitarios. La verdad es que, aunque parecía que se habían erradicado por completo, durante los últimos años han empezado a aparecer algunos focos aislados. Por ejemplo, en los hoteles, este insecto se introduce a través de maletas y la ropa que viaja con los turistas en sus viajes. Los escondites preferidos de las chinches son los colchones, las almohadas y la ropa de cama. Pueden aparecer también en mesillas de noche, cabeceros, somieres, armarios, sofás y sillas. A pesar de lo que se pueda pensar, las plagas de chinches no están provocadas por la falta de higiene. La verdad es que pueden aparecer hasta en los lugares más limpios. Lo que sí es cierto es que suelen ser más comunes en zonas turísticas por el incremento del turismo y el tráfico internacional de mercancías. A diferencia de otros países, en España las chinches no son transmisoras de enfermedades. Lo que sí provocan son picaduras y reacciones alérgicas porque se alimentan de sangre humana exclusivamente. Para detectar su presencia, hay que ser pacientes porque estamos hablando de un insecto nocturno difícil de ver. Además, si anida su erradicación será más laboriosa. Recuerda que en este tipo de tareas siempre hay que recurrir a productos y procedimientos ecológicos y sostenibles.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply