Plagas

Las plagas durante el invierno

15 octubre, 2015

Las plagas son uno de los grandes males que podemos sufrir en nuestro hogar. Normalmente, su aparición se da en el verano, por lo que mucha gente cree que con la llegada del frío, desaparecen. Por desgracia, no es así. Por eso, desde Eco-Jardín nos gustaría hablarte sobre los principales inconvenientes que podemos sufrir en invierno y cómo evitarlo.

De hecho, cuando comienzan las bajas temperaturas en el exterior, más cuidado deberíamos tener, ya que todo tipo de insectos y roedores se sentirán atraídos por los hogares, buscando cobijo y un ambiente confortable. Por eso, debemos extremar las precauciones, ya que incluso una inofensiva planta puede ser un foco de problemas.

Aunque es preciso que lo hagamos durante todo el año para evitar plagas, al llegar el invierno es conveniente revisar a fondo nuestra despensa en busca de algún insecto que pudiera haber allí. Limpiaremos el cuarto y nos aseguraremos que no existen grietas o agujeros en las paredes por donde pudieran entrar. La harina, los cereales, las frutas, el chocolate o las especias que allí guardamos serán un foco de atracción.

Las plagas durante el inviernoSi ya hemos sufrido alguna plaga de insectos en nuestra casa, es conveniente que toda la comida de la despensa la guardemos en contenedores herméticos cerrados o en envases de vidrio, sobre todo hasta que algún experto dé con el origen del problema y se solucione la amenaza. Por supuesto, hemos de proceder a retirar y tirar todos los alimentos caducados.

Uno de los principales problemas de las plagas es que consiguen avanzar incluso en condiciones nada favorables para ellos. Por ejemplo, ¿sabías que los ratones sólo necesitan un agujero del tamaño de su cabeza para poder pasar completamente por él? Esta es la explicación por la que hasta la grieta más pequeña debe ser reparada sin demora.

Otra amenaza para la propagación de estos problemas, como una plaga de cucarachas, es su poder reproductivo. La velocidad a la que los insectos o roedores pueden multiplicarse es realmente peligrosa. De ahí que atajar este problema de raíz, al primer síntoma, sea tan necesario.

Hay otros puntos que hemos de vigilar para no sufrir ningún tipo de plaga en invierno. Por ejemplo, si guardamos leña para chimenea, hemos de asegurarnos que no está infestada de insectos antes de introducirla en nuestra casa. La madera suele verse atacada por arañas, termitas o carcoma, principalmente. Para evitarlo, lo mejor es almacenarla a unos 20 centímetros del suelo.

Las plagas durante el inviernoTambién es posible que aparezcan chinches o ácaros en nuestros colchones o alfombras. De ahí que debamos proceder a una periódica limpieza que nos asegure encontrarnos libres de estos insectos.

En último lugar, si sospechas que puedes estar sufriendo algún tipo de plaga durante el invierno, no dudes en ponerte en contacto con los especialistas en el sector, de manera que puedan ofrecerte una solución adecuada y completa al problema.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply