Agricultura / Jardinería

Pautas para regar nuestro jardín

20 octubre, 2015

En lo que se refiere a un buen mantenimiento de jardines en Madrid o en cualquier otra ciudad, el regadío es uno de los aspectos más importantes y más influyentes en la obtención de un resultado perfecto. Pero, conseguir adecuar la cantidad de agua que necesita nuestro césped no siempre es una tarea sencilla. Por eso, desde Eco-Jardín nos gustaría acercarte unas cuantas pautas que te permitan obtener los mejores frutos.

Todo el mundo sabe que las plantas y la hierba para poder vivir y lucir un buen aspecto necesitan agua. Lo que no todo el mundo conoce es la cantidad exacta que necesitan, así como tampoco los mejores momentos del día para llevar a cabo esta tarea.

La primera regla en el regadío y en el mantenimiento de jardines en Madrid es que es preferible disminuir la frecuencia de las operaciones pero aumentar la intensidad. “Vamos, regar poco pero regar bien”.

Mantenimiento de jardines en MadridAdemás, dependiendo de la época del año será preferible hacerlo en un momento o en otro. Por ejemplo, en invierno es aconsejable regar el césped por las mañanas. Así, evitamos que el agua no se convierta en hielo sobre la hierba. En cambio, en épocas calurosas como el verano es preferible hacerlo tras la puesta del sol, cuando la temperatura ha decrecido y la evaporación no será tan acusada.

Si estamos comenzando a plantar nuestro césped, sobre todo durante el primer año, es fundamental que seamos capaces de otorgar a la parcela la humedad constante que necesita para que la hierba se desarrolle de la mejor forma. Este aspecto es importante incluso para las variedades más resistentes a la sequía.

Cuando llegue el verano, además de regar una vez que se haya puesto el sol, es básico que nos acordemos de hacerlo todos los días, ya que el calor puede llegar a hacer estragos en un césped seco. Lo mismo ocurrirá con las plantas herbáceas, aunque en este caso descenderá la frecuencia a una vez cada dos días. Si tuviéramos algún arbusto o árbol, lo aconsejable es mojarlos un par de veces por semana.

Si no somos expertos en el mantenimiento de césped en Madrid o en cualquier otra ciudad, no es mala idea informarse sobre la posibilidad de instalar sistemas de riego automáticos, ya que pueden ofrecernos una serie de significativas ventajas. Existen tres opciones principalmente: aspersión, goteo y exudación.

Para saber qué alternativa se adecúa más a nuestro jardín, deberemos valorar aspectos como la composición del suelo, el trazado de jardín, la clase de césped que hemos plantado o las plantas que hubiera en él.

Un sistema de regado automático

Un sistema de regado automático

Por ejemplo, si tuviéramos un suelo que se podría definir como arcilloso, no es mala idea utilizar sistemas micro-aspersores, sobre todo si el clima en el que vivimos es predominantemente seco.

Una de las principales ventajas de estos sistemas es que tanto su instalación como su funcionamiento son realmente sencillas, pudiendo ser llevado a cabo por cualquier persona, independientemente que disponga de una experiencia previa o no.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply