Agricultura / Jardinería

La maquinaria agrícola básica

15 abril, 2016

El arriendo de maquinaria pesada es una alternativa para quien tiene que cultivar la tierra pero, por distintos motivos, no puede disponer de la suya propia. En esta nueva entrada de Eco-Jardín repasamos las herramientas fundamentales que nos harán falta en estas tareas.

Lo primero que tenemos que tener claro, ya que de eso va a depender en parte el tipo de maquinaria agrícola necesaria, es que según su dependencia del agua los cultivos pueden ser de secano o de regadío. En el primer caso basta con el agua de la lluvia y con las aguas subterráneas. En cambio, si un cultivo es de regadío quiere decir que hay que regar de manera adicional bien sea de forma superficial o extrayendo las aguas subterráneas de los pozos. Podemos también establecer una clasificación según la magnitud de la producción. Hablamos de agricultura de subsistencia cuando se cultiva lo necesario para cubrir las necesidades del agricultor y su familia, sin casi excedente. Por su parte, la agricultura industrial produce grandes cantidades destinadas al comercio. Es lo que se conoce como agricultura de mercado. Hablamos de agricultura intensiva cuando se busca producir mucho en poco espacio. En cambio, es extensiva cuando se da la situación contraria. Cuando optemos por el arriendo de maquinaria pesada hemos de tener en cuenta también otra clasificación, esta vez según el método que se emplee y los objetivos que se persigan. En este sentido, la agricultura puede ser tradicional, industrial o ecológica. La primera es la que utiliza los sistemas típicos de un lugar; la industrial usa sobre todo sistemas intensivos y la ecológica trata de respetar el entorno y minimizar el impacto.

arriendo de maquinaria pesada

En cuanto a la maquinaria básica que se necesita, no podemos empezar sino por el tractor. Sus grandes y potentes ruedas le permiten moverse con facilidad por el terreno. Su potencia de tracción permite acometer grandes tareas agrícolas incluso en terrenos encharcados. Existen principalmente dos tipos de tractores: el de oruga y el de ruedas. El primero destaca por su estabilidad y fuerza y el segundo por su mayor velocidad. Pasamos ahora al motocultor. Se trata de una máquina agrícola con un solo eje que se vale de manillas para desempeñar las labores agrícolas. Aunque se puede usar en grandes cultivos, es más común para la construcción de jardines. Por su parte, la cosechadora se usa para segar las plantas maduras de los cereales. Incorpora un largo rastrillo en la parte delantera que gira sobre un eje horizontal. El arado se usa para abrir surcos en la tierra y nivelarla. Se compone de: cuchilla, reja, vertedera, talón, cama, timón y mancera. Los arados más conocidos son el de vertedera, el de discos, el superficial y el de subsuelo.

arriendo de maquinaria pesada

En los catálogos de arriendo de maquinaria agrícola encontramos también otra de las fundamentales para estas tareas: la rastra. Se emplea para desmenuzar las partes previamente removidas por el arado. Con la asperjadora se acometen tareas de fumigación. Para ello, lleva un depósito de líquido y una bomba de presión. Se usa para aplicar insecticida, funguicida o herbicida. La sembradora se usa en la siembra directa, es decir, sin laboreo previo. Nos quedan la abonadora y la empacadora. La primera se usa para distribuir fertilizantes. Se compone de una tolva o depósito, de un tubo para la caída del fertilizante y de un distribuidor. Por su parte, la empacadora se usa para empaquetar o empacar la paja por ejemplo de los cereales.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply