Otros temas

¿Cómo se impermeabiliza un tejado?

4 febrero, 2016

La impermeabilización de jardineras tiene muchas más funciones de las que a priori puedes pensar. De la misma forma que se impermeabilizan fachadas y tejados, se hace lo mismo con estos elementos tan presentes en nuestros paisajes urbanos. En esta nueva entrada repasamos el procedimiento que se sigue para impermeabilizar tejados y otro tipo de superficies.

En este tipo de trabajos, uno de los materiales más habituales es el EPDM. Se trata de una membrana de caucho sintético con un gran poder impermeabilizante. Por su parte, el PEAD se comercializa en láminas y se fabrica a base de Polietileno de Baja Densidad Lineal (LLDPE). Hablamos de las dos geomembranas más habituales a la hora de impermeabilizar cubiertas y de evitar la aparición de goteras, humedades y otras averías. Recuerda que estamos hablando de zonas en las que es complicado evacuar el agua de forma natural, por ejemplo, debido a la inercia de la pendiente en los tejados inclinados.

impermeabilización de jardineras

En impermeabilización se usan productos muy resistentes a los rayos ultravioletas y a los ataques químicos, además de muy flexibles y de una gran soldabilidad. Se fabrican mediante un proceso de extrusión plana o sistema calandrado. El PEAD se usa también para la impermeabilización de jardineras, de embalses, vertederos o los canales de riego de las instalaciones agrícolas. La gran ventaja es que tiene la capacidad de resistir a un amplio abanico de temperaturas. En los trabajos de impermeabilización no siempre se recurre al mismo tipo de espesor de los materiales porque las necesidades y las superficies obviamente no son las mismas. La cuestión es que, en todo caso, el acabado final sea uniforme y duradero. Además de tener una larga vida útil, son materiales reciclables.

El EPDM y el PEAD que citábamos antes, productos termoplásticos, se pueden aplicar sobre distintos tipos de superficies: losa, madera, lámina galvanizada y lámina de asbesto. Son minerales que resisten a altas temperaturas y muy usados en el sector de la construcción. Antes de la impermeabilización hay que medir el largo y ancho de la superficie sobre la que se vaya a trabajar. Todos los perfiles han de quedar recubiertos. Antes de aplicar los productos impermeabilizantes, hay que comprobar que las superficies estén limpias y sin grietas ni fisuras. A veces es necesario aplicar un sellador y reforzar los puntos más débiles como paso previo a la aplicación de la primera capa de impermeabilizante. En ocasiones se aplica de forma adicional una tela de refuerzo antes de la segunda mano de producto. Una de las opciones es Polibreal, producto hecho a base de mástico bitumitoso. La lámina exterior que se coloca como refuerzo ha de secarse para quedar adherida a la superficie y cumplir su cometido de proteger del vapor, el agua y la humedad. Se trata de una mezcla de resinas vinílicas, alquitrán y diversos fillers minerales inertes.

impermeabilización de jardineras

Por último, además de contar con una buena impermeabilización, hay que cuidar el mantenimiento de los tejados revisándolos cada cierto tiempo y retirando de los canalones y bajantes los restos de suciedad que se van acumulando.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply