Medioambiente, Renovables

¿El fin del autoconsumo?

11 abril, 2016

Si eres de las personas que hace tiempo apostaron por la instalación de placas solares o por otra forma de autoconsumo, te interesa leer esta nueva entrada de Eco-Jardín. Te interesa porque hoy 11 de abril vence el plazo para adaptar estas instalaciones eléctricas a lo establecido en el Real Decreto 900/2015. Dicho de una forma más entendible, desde hoy la mayoría de estas instalaciones pasan a ser prácticamente ilegales.

El Gobierno aprobó el RD en octubre del año pasado. Las personas que tengan una instalación de autoconsumo tienen que registrarla so pena de ser declarada ilegal. Algo que podría acarrear multas que van de los 6 a los 60 millones de euros, además de tener que pagar el conocido como ‘impuesto al sol’. El 7 de abril organizaciones como Greenpeace y organizaciones de consumidores hicieron llegar una carta al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para denunciar la indefensión a la que, a su juicio, están expuestos los ciudadanos que optaron por el autoconsumo eléctrico en los últimos años. Denuncian que no se les ha explicado cómo cumplir con las exigencias técnicas requeridas para modificar estas instalaciones. Y no sólo eso, sino que las compañías eléctricas mantienen criterios distintos en lo relativo a la aplicación de las normas de conexión. Además de una ampliación del plazo, piden que se ponga en valor a las personas que apuestan por la instalación de placas solares y otras formas de autoconsumo eléctrico como actores imprescindibles en la llamada transición energética.

instalacion placas solares

Las organizaciones ecologistas y de consumidores sostienen que el RD que hoy nos ocupa frena cualquier posibilidad de que los ciudadanos lleven a cabo nuevos proyectos de producción energética. Insisten en que no tiene sentido poner trabas a que la ciudadanía pueda producir su propia electricidad con una fuente renovable, abundante y barata. Contra este Real Decreto sobre el autoconsumo está interpuesto un recurso que el Tribunal Supremo ya ha admitido a trámite. Las organizaciones alegan que el texto discrimina a las tecnologías renovables en beneficio de las tecnologías fósiles. Contraviene, dicen, también la Directiva 2009/28/CE de fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables.

Queremos explicar ahora un poco más en detalle en qué consiste el llamado “impuesto al sol”. Oficialmente se le conoce como “peaje de respaldo” al autoconsumo energético. El gobierno alega que los consumidores que tienen instaladas placas y generan tu propia electricidad están de igual modo conectados a la red ya que no siempre hace sol y a veces no el suficiente para cubrir las necesidades energéticas básicas. Industria defiende su impuesto insistiendo en que eximir del pago de este peaje de respaldo equivaldría a subvencionar el autoconsumo a costa del resto de consumidores.

instalacion placas solares

Los detractores de este impuesto defienden que quien tenga instalaciones de autoconsumo pague por ese respaldo pero solo cuando tenga que conectarse a la red y no como un pago periódico y fijo. ¿Qué coste va a suponer este impuesto al sol? Pues para los consumidores residenciales, se cobrarán al año aproximadamente unos 9 euros (IVA no incluido) por kW de potencia de cada panel. Además del peaje, los ciudadanos que se autoabastezcan no tienen ningún tipo de retorno por la energía que producen y vuelcan en la red. Eso en cuanto a los consumidores domésticos. En las instalaciones más grandes, las industriales, se pagarán dos peajes. Los 9 euros que comentábamos antes y un euro más (variable) asociado al coste de la energía. Quedan exentos del peaje los autoconsumidores de las islas Canarias y Baleares.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply