Renovables

Las energías no renovables

28 julio, 2015

Las energías no renovables son, de lejos, la opción más utilizada en todo el mundo, muy por encima de las opciones que se suelen denominar más “limpias”. Entre ambos tipos existen numerosas diferencias que es preciso conocer y tener presente. ¿Sabrías nombrar sus características principales? Desde Eco-Jardín te las contamos de forma clara y resumida.

Como bien índica su nombre, la principal diferencia entre las energías renovables y las no renovables es que las primeras nacerán a partir de recursos naturales que serán renovados en poco tiempo, o bien, que podrán ser reutilizables en un futuro.

En el caso de las energías no renovables, será fundamental el hecho de que no dispongan de esa capacidad para poder renovarse o, por lo menos, ser reutilizada en un futuro. Tanto con el petróleo como los minerales no tendremos esa posibilidad. De hecho, se necesitan miles de años para volver a producirse, además de que tengan lugar ciertas condiciones ambientales.

Las energías no renovablesDespués de conocer la principal y radical diferencia entre renovables y no renovables, hemos de conocer los diferentes tipos que nos encontraremos, siendo los más habituales los llamados combustibles fósiles y, después, los combustibles nucleares.

Los fósiles son, sin duda, el grupo más importante  dentro de las no renovables con el que se producirá energía. Dentro de él, nos encontramos con el petróleo, el gas natural y el carbón, principalmente. Su característica principal es que provendrán de restos de seres vivos enterrados por capas de tierra desde hace muchísimo tiempo, millones de años, de manera que haya tenido lugar un proceso de transformación debido a condiciones específicas de presión y temperatura.

Gracias a estas condiciones, se puede llevar a cabo una extracción de la materia con relativa facilidad y a un coste no muy elevado, lo que lo convierte en una opción muy socorrida en aquellos lugares donde las reservas son abundantes.

Eso sí, entre sus principales desventajas se encuentra que se producirán emisiones de CO2 al medio ambiente, lo que conllevará un daño y la destrucción de la capa de ozono, además de que pueden resultar tóxicas.

El otro tipo de energías no renovables son los combustibles nucleares. Se trata de una opción bastante más limitada que la anterior. En esta ocasión se trabajarán todo tipo de elementos químicos que guarden la posibilidad de producir energía por fisión nuclear. Para ello, será necesario trabajar en los denominados reactores nucleares en grandes centrales. Eso sí, la capacidad para producir energía eléctrica será enorme.

Las energías no renovablesHoy en día, los principales combustibles nucleares son el uranio y el plutonio, que pueden ser enriquecidos, de manera que su rendimiento se vea disparado. Hay que señalar que no se producirá la emisión de ningún tipo de gas al exterior. Eso sí, su riesgo en caso de accidente es enorme, pudiendo provocar catástrofes medioambientales.

Entre las principales ventajas de las energías no renovables nos encontramos con que sus procesos de producción y de extracción son conocidos y dominados por el hombre, disponiendo de la tecnología e infraestructuras necesarias para llevarlo a cabo. Además, los combustibles fósiles son utilizados para muchas otras aplicaciones, como por ejemplo la manufacturación de plásticos, fósforos o cemento para construcciones.

En cambio, entre sus inconvenientes no podemos olvidarnos de mencionar que, lógicamente como su nombre indica, son recursos limitados que, llegado el momento, se terminarán. También es importante reseñar que, al entrar en combustión, generan todo tipo de gases contaminantes, contribuyendo al efecto invernadero.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply