Medioambiente

La DGT clasificará los coches según lo que contaminen

18 abril, 2016

La Dirección General de Tráfico clasificará el parque automovilístico de nuestro país según las emisiones contaminantes de los coches. Así lo acaba de anunciar Tráfico, que primero emitirá etiquetas para los vehículos más limpios, unos 16 millones, y después para el resto hasta alcanzar los 32 millones que a día de hoy circulan por nuestras carreteras. Según el Plan Nacional de Calidad del Aire y protección de la Atmósfera 2013-2016, los vehículos se clasificarán como Cero, Eco, C o B. En mayo los titulares de los coches clasificados como ECO, aproximadamente unos 100.000, recibirán el distintivo correspondiente. Después le llegará el turno al resto y será de forma progresiva.

No nos podemos olvidar de que las emisiones contaminantes de los coches son las que más peso tienen en la contaminación total que sufren las grandes ciudades. Con esta nueva clasificación se pretende discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente. La DGT busca que su iniciativa sirva a los ayuntamientos para, por ejemplo, sacar adelante políticas restrictivas de tráfico ante episodios de alta contaminación. Esta nueva clasificación de los vehículos quedará consignada en el registro nacional de vehículos de Tráfico. Podrán acceder a estos datos los organismos competentes en materia de movilidad, seguridad vial, tributaria o medio ambiente.

emisiones contaminantes

Entrando ya de lleno en la clasificación, se asignará la etiqueta de “cero emisiones” a: vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV), vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros  y a vehículos de pila de combustible. Por su parte, la etiqueta ECO corresponderá a los turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías que sean vehículos híbridos enchufables con autonomía de menos de 40km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural o por gas licuado del petróleo. La etiqueta C sólo la podrán llevar los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Por lo tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6 y en Diésel la Euro 6. Nos queda la etiqueta B, para turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. Por lo tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel  la Euro 4 y 5.

emisiones contaminantes

En esta clasificación, además de la Dirección General de Tráfico, han tomado parte otros organismos como el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el de Industria. Por supuesto, también los ayuntamientos de Madrid y Barcelona teniendo en cuenta que en estas dos grandes ciudades se sufren altos índices de contaminación consecuencia del tráfico rodado. En estos grandes núcleos urbanos, una de las recomendaciones para evitar la contaminación es usar el coche particular sólo en momentos puntuales y fomentar la cultura de compartirlo por ejemplo para ir a trabajar.

Como decimos, después de las etiquetas azules para los coches clasificados como ECO, se enviarán de forma progresiva los distintivos C y B. El objetivo final es que cada uno de los 32 millones de vehículos que a día de hoy componen el parque automovilístico español tenga su etiqueta correspondiente. Los incentivos a los coches menos contaminantes los decidirá la autoridad competente en casa caso. Uno de estos incentivos es ya una realidad y es el que permite a los vehículos “cero emisiones” circular por el carril bus VAO.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply