Medioambiente, Renovables

Cuidado con los pellets de mala calidad

26 febrero, 2016

Si eres de las personas que ya han apostado por la calefacción de pellets, antes de nada déjanos felicitarte por decantarte por una opción sostenible y respetuosa con el medio ambiente como son las calderas de biomasa. Sin embargo, en Eco-Jardín queremos advertirte de los peligros de elegir unos pellets de mala calidad.

Lo cierto es que la gran variedad de pellets que hay en el mercado complica a veces las cosas a la hora de elegir uno para nuestra caldera. Recuerda que un pellet de mala calidad puede ocasionar muchos problemas en el rendimiento y en la vida útil de tu aparato. A la hora de alimentar nuestra calefacción de pellets hemos de buscar preferentemente productos con certificado. La ventaja principal de este tipo de pellet es el mayor control de calidad al que es sometido. A día de hoy hay 2 certificados:

  • ENplus: el más conocido. En España lo implanta Avebiom, la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa.
  • DINplus: de la certificadora alemana DIN CERTCO.

A su vez, los pellets se clasifican en tres clases en función de su calidad:

  • Clase A1. Madera de origen forestal y residuos de madera sin tratar químicamente con bajo contenido en cenizas, nitrógeno y cloro.
  • Clase A2. Más cenizas, nitrógeno y cloro.
  • Clase B. Utiliza madera que proviene del reciclaje.
calefaccion de pellets

Los pellets de mala calidad pueden reducir el rendimiento de las calderas de biomasa.

  En todo caso, hemos de fijarnos en que el pellet tenga un color uniforme y brillante, en que esté bien compactado y sin polvo y en que disponga de una densidad superior a la del agua. Cuando nos disponemos a buscar información sobre las calderas de biomasa y sus precios, un punto esencial es leer la etiqueta de los pellets que compremos. En el etiquetado ha de hacerse referencia a varios elementos que influirán en la calidad del producto. Por ejemplo, cuanto mayor sea el porcentaje de cenizas, más mantenimiento necesitará nuestra caldera. En lo relativo a la humedad de los pellets, ten en cuenta que, a mayor porcentaje, menos calor proporcionará. La capacidad calorífica también es un valor al que atender. Lo recomendable es que sea superior a 16,5 MJ/kg. Por otro lado, la durabilidad mecánica depende de la cantidad de polvo que contengan los pellets. Además, si son demasiado largos pueden darnos problemas al cargar nuestra caldera de biomasa. Por último, al comprar pellets es básico fijarse en que el envase no esté dañado. De ser así, el pellet podría haber absorbido demasiada humedad.

 

calefaccion de pellets

Recuerda que el mantenimiento de estas calderas es muy sencillo. Basta con limpiar las cenizas acumuladas una vez a la semana con un aspirador. No debemos olvidarnos de las revisiones periódicas de la mano de personal especializado ni de la limpieza a fondo que ha de hacerse cada año. Los beneficios ambientales de la calefacción con pellets, como sabes, son numerosos. Consiguen que se reduzca la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Además, al no contener azufre, los pellets disminuyen la lluvia ácida. Otra ventaja es la relativa a la prevención de incendios. Al  recogerse los residuos de podas o limpiezas, los bosques quedan libres de elementos que pueden acabar por producir un fuego complicado de controlar.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply