Mascotas

¿Cómo cuidar una tortuga de agua?

26 octubre, 2015

Una tortuga es una mascota bastante habitual en el hogar, sobre todo cuando tenemos hijos o hijas, ya que no requiere grandes cuidados y los pequeños pueden comenzar a tomar responsabilidades. Pero esto no quiere decir que no necesiten ciertas atenciones básicas para garantizar su bienestar, sobre todo las de agua. Por eso, desde Eco-Jardín nos gustaría ofrecerte los mejores consejos en el siguiente post.

A pesar de no ser un animal tan activo como los perros o los gatos, una tortuga de agua puede convertirse en una mascota muy apreciada por los más pequeños de la casa. Como hemos dicho, ayudará a que nuestra hija o nuestro hijo aprendan la importancia del cuidado, mejorando y desarrollando su responsabilidad.

Lo primero de todo será escoger una pecera lo suficientemente grande para nuestra tortuga, de manera que le permita estar cómoda y moverse con soltura. Hay que tener en cuenta que estos animales crecen con el paso del tiempo, por lo que es conveniente prever este aspecto desde el principio.

Cómo cuidar una tortuga de aguaUna parte importante de la pecera será la zona de agua. Es fundamental para el bienestar de nuestra mascota que tenga la suficiente profundidad para que pueda nadar cómodamente. Este punto es más importante de lo que podríamos creer, ya que esta actividad es una de las más importante y satisfactoria para ellas.

Es más que conveniente también que la pecera esté ubicada en una zona donde pueda recibir una buena cantidad de luz solar en algún momento del día. Los rayos ayudan al buen estado de los huesos y del caparazón de la tortuga. Si no te fuera posible, una buena idea será adquirir una o dos lámparas que puedan imitar al sol. Sin este requisito, es posible que la salud de la mascota se vea resentida.

Otro de los aspectos que hemos de cuidar con más mimo es el de la temperatura del agua. ¿Lo ideal? Que oscile entre los 26 y los 28 grados, no descendiendo nunca por debajo de los 25. Este punto se puede regular fácilmente con una lámpara de ambientar. Su importancia reside en que la tortuga no sufra un gran impacto cuando salgan a la zona de tierra.

Lógicamente, para una tortuga de agua, la limpieza de la zona de nado es fundamental. Hemos de ser cuidadosos en proveerle un líquido transparente y limpio, cambiándolo cada poco tiempo para evitar cualquier enfermedad. Podremos utilizar también todo tipo de filtros que encontraremos en tiendas especializadas y que mantienen a raya la suciedad.

Cómo cuidar una tortuga de aguaSin olvidar lógicamente la alimentación. Estos animales son omnívoros, es decir, comen de todo, pero nunca platos preparados para el consumo humano. Existen productos específicos en las tiendas de mascotas que darán grandes resultados para mantener en buen estado tanto la salud como el caparazón de la tortuga.

En último lugar, y relacionado con lo anterior, hemos de vigilar la cantidad de comida que le ofrecemos a nuestro animal, ya que seguramente coman todo lo que les demos, aumentando de peso de forma peligrosa.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply