Agricultura / Jardinería

Los arándanos llegan a nuestra mesa

8 junio, 2016

Si tienes una plantación de arándanos seguramente ya tengas todo casi listo para la recogida teniendo en cuenta que la cosecha comienza a mediados de junio si todo va bien. En caso contrario, en Eco-Jardín queremos contarte algunas curiosidades sobre un fruto cada vez más demandado por sus múltiples propiedades.

Existen tres variedades de arándanos en función de las condiciones necesarias para su cultivo. En el caso de la variedad highbush hacen falta muchas horas de frío para que salgan adelante, en concreto más de 800. Es la especie que más se cultiva en todo el mundo y en España se da estupendamente en Asturias. La variedad de arándanos rabbiteye necesita menos tiempo de frío, sobre unas 400-600 horas. Los que menos frío necesitan son los arándanos highbush del Sur. Se trata de un cruce entre varios tipos que se puede cultivar en zonas más cálidas en las que hay pocas horas de frío al cabo del año.

Como ves, la cantidad de horas de frío es un factor determinante para decidir qué tipo de fruto queremos cultivar en una plantación de arándanos. Con horas de frío nos referimos a las horas que pasa la planta durante el periodo de reposo invernal por debajo de los 7ºC. Las variedades que necesitan más frío son de floración más tardía y resisten mejor a las heladas de la primavera. En lo relativo al suelo de cultivo, este debe ser de textura ligera, con un buen drenaje y con abundante materia orgánica (más del 3%). El pH del suelo tiene que ser ácido, con valores inferiores a 5’5.

Para empezar a preparar la tierra, el momento ideal es final del verano o principio del otoño. Es básico hacerlo cuando el suelo tenga buenas condiciones de humedad, lo que se conoce como tempero, para evitar que la tierra se apelmace. Hablamos de una especie sensible a los periodos de sequía estival. En las primeras fases de crecimiento de la planta las raíces no tienen pelos absorbentes y pueden deshidratarse. Para compensarlo, es necesario mantener un nivel adecuado de humedad en el sistema radicular.

plantacion de arandanos

Ya cuando es adulta, la planta necesitará más agua sobre todo en las épocas de engrosamiento y maduración del fruto, es decir, de los arándanos. Para el cultivo del arándano lo más recomendable son los riegos por goteo o por aspersión. Terminamos repasando los beneficios del arándano sobre nuestra salud. Desde hace siglos se usa para prevenir y tratar las enfermedades relacionadas con las vías urinarias como muchos otros frutos rojos. Lo que hace es aumentar la acidez de la orina e impedir así el desarrollo de bacterias. Es perfecto por ejemplo para las personas propensas a tener cistitis, con problemas renales o en la próstata. En general, los arándanos son buenos para todo el tracto urinario. Tienen también propiedades antioxidantes. Ayudan a neutralizar la acción de los radicales libres, nocivos para el organismo. El arándano tiene además unas sustancias llamadas antocianidinas que ayudan a fortalecer el colágeno, una proteína básica para la salud de ligamentos, tendones y el cartílagos. Las antocianidinas también combaten los estados inflamatorios y tienen importantes propiedades antioxidantes. Estas propiedades hacen al arándano útil en el tratamiento de enfermedades inflamatorias de las articulaciones y de las encías, como la artritis y la artrosis.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply