Mascotas

Alimentación de una mascota: un gato adulto

2 diciembre, 2015

Como hemos ido viendo en publicaciones anteriores, la comida de gatos debe variar a lo largo de su vida. Así, dependiendo de su edad habrá que ir modificando ciertos aspectos, como por ejemplo el tipo o la cantidad. De esta manera, un cachorro no ingerirá lo mismo que cuando haya llegado a la madurez, es decir, a partir de los 12 meses.

De hecho, a partir de este momento, al año de vida, es conveniente que establezcamos una rutina alimentario totalmente regular para nuestro gato, de forma que se pueda optimizar su condición física y equilibrar su nutrición en aspectos tan importantes como la ingesta de proteínas, de vitaminas, de materias grasas y también de hidratos de carbono.

Por suerte, en las tiendas podremos encontrar productos para mascotas que cumplan con todos los requisitos necesarios para ofrecer a nuestro gato la mejor alimentación, independientemente de sus exigencias específicas. Así, un animal de interior necesitará más fibra, mientras que otros menos activos requerirán menos materia grasa.

Mejor pienso para gatosEsta etapa en la vida de nuestra mascota durará aproximadamente hasta la “edad sénior” que comenzará a partir del séptimo año, momento en el que volveremos a variar su nutrición para adaptarla a sus necesidades.

Pero, ¿qué comida de gatos es la adecuada para los adultos? Lo más aconsejable es que sea un alimento húmedo por las mañanas (aunque se puede combinar con seco o una mezcla de ambos), el preferido de estas mascotas nada más amanecer. Además, es preciso que le facilitemos el acceso a unas croquetas durante el día para que las vaya ingiriendo según él quiera.

Si creemos que el mejor pienso para gatos es el seco, tenemos que saber que el animal pasará más tiempo masticando, por lo que tardará bastante más, beberá más agua y regresará a por más cantidad con mayor frecuencia. Una de las ventajas de esta alternativa es que puede pasar todo el día al aire libre sin que se estropee.

Lógicamente, con el alimento húmedo el gato se ahorrará esas idas y venidas, comiendo todo de una sola vez y bebiendo menos agua en su ingesta. Eso sí, es preciso no dale este alimento ni demasiado frío ni demasiado caliente, siempre a temperatura ambiente.

Cómo cuidar un gatoEn siguiente lugar, como dueños, hemos de preocuparnos de que nuestra mascota tenga acceso siempre a agua para beber. Se trata de uno de los puntos más importantes de cómo cuidar a un gato. Eso sí, jamás le des leche de vaca. Contrariamente a lo que se cree, no es buena para la mayoría de felinos una vez que han sido destetados, ya que pierden la capacidad de los cachorros de digerir la lactosa. En cambio, podremos ofrecerle leche especial para ellos, aunque no se tratará de una bebida, sino de una comida.

En último lugar, y al contrario que los perros, los gatos no pueden adaptarse a una dieta vegetariana, por lo que necesitarán carne y pescado para no desarrollar todo tipo de patologías que pueden llegar a ser graves, como la ceguera, o muy graves, llegando a matarlos.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply