Mascotas

Alimentación para un gato sénior

9 diciembre, 2015

Desde Eco-Jardín seguimos con la serie de artículos dedicados en exclusiva a los cuidados de un gato, en concreto a su alimentación. En publicaciones anteriores ya vimos cómo debíamos actuar con gatos recién nacidos y también con los adultos. Por eso, en el siguiente post nos gustaría abordar el tercer caso, los de avanzada edad o sénior.

Como ya habrás comprobado al leer entradas anteriores de este blog, las necesidades nutricionales de una mascota cambian según van envejeciendo. ¿Cuándo hay que considerar que nuestro gato ya es sénior? La norma establecida, por así llamarlo, fija el límite en ocho o más años. A esta edad se vuelven mucho menos activos, disfrutan de más horas de interior y su metabolismo desacelera notablemente, sobre todo el comparación con uno adulto, lo que implica una ingesta menor de calorías.

Así, entre los cuidados de un gato sénior más importantes, además de la alimentación, se encontrará que la mascota mantenga una buena condición física. Para ello habrá que proporcionarles buenas raciones de proteínas de calidad que resulten de digestión sencilla para ellos.

Alimentación para un gato séniorEste periodo en la vida de una mascota es tan importante como los anteriores, no en vano, implica aproximadamente el 40% de su vida. La comida para gatos marcará en gran medida la calidad de su día a día y su estado de forma. Como hemos dicho, las proteínas han de marcar la pauta diaria, lo mismo que la poca cantidad de grasas que ingieran. Sin olvidar que los hidratos de carbono serán los encargados de proporcionarle energía. Eso sí, siempre de forma controlada.

En último lugar, será muy importante proporcionar a nuestro gato una buena cantidad de minerales esenciales. ¿Por qué? Simplemente porque les permitirán conservar sus articulaciones jóvenes y funcionales. Las vitaminas también serán importantes al permitir a nuestra mascota combatir todo tipo de infecciones y reforzar su sistema inmunitario.

Una de las principales razones para variar la comida para gatos cuando se encuentran en edades avanzadas es la de ofrecerles gran cantidad de proteínas, pero también la de reducir la concentración de fósforo en su organismo que podría llegar a provocar una presión muy alta en sus riñones.

Cudiados de un gatoA medida que pasan los años, los felinos van perdiendo alguna de sus facultades, como puede ser una gran parte de su olfato y de su gusto. También se ve afectada su capacidad para masticar correctamente, así que la comida para animales que le proporcionemos ha de ir encaminada a paliar estas situaciones sensibles, sobre todo si ya ha perdido algún diente. Así, es importante que el cambio se realice paulatinamente y no de sopetón, para no incomodar todavía más a nuestra mascota.

Las raciones de comida para animales que le ofrezcamos a un gato sénior han de ser pequeñas y a menudo, evitando siempre caer en la sobrealimentación que podría afectar a su estado físico creando peligrosas situaciones de sobrepeso.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply